5 tipos de seguidores en las redes sociales

5 tipos de seguidores en las redes sociales

Las redes sociales son eminentemente conversaciones. En nuestro caso, conversaciones entre una empresa o marca y su audiencia. Una audiencia amplísima en la que podemos encontrar usuarios con mil y una motivaciones diferentes. No todos siguen nuestras publicaciones con la misma finalidad ni, seguramente, todos formarán parte de nuestro público objetivo, pero eso no quiere decir que no sean valiosos para nosotros. Conocer los diferentes tipos de seguidores que tenemos en las redes sociales nos ayudará a saber cómo interaccionar con ellos.

A continuación, os describimos cinco de los tipos de seguidores más comunes en las redes sociales y os damos algún consejo sobre cómo tratarlos:

El Seguidor pasivo: la mayoría silenciosa. Son muy numerosos, están allí, damos por supuesto que leen nuestras actualizaciones, pero no dicen nada. No interaccionan, no opinan, no comparten. Al no decir nada, no nos dan ninguna información sobre si las publicaciones que hacemos gustan o no, pero eso no quiere decir que los tengamos que ignorar o que no nos sean de utilidad. Nos deben servir como estímulo para superarnos. Nuestro objetivo debe ser seducirlos para convertirlos en fans y, para hacerlo, debemos probar diferentes estrategias.

 

El fan: es el usuario ideal, lástima que no sean más ? Reacciona en nuestras publicaciones, opina sobre ellas, participa, recomienda nuestros servicios o productos. De él podemos extraer muchísima información sobre nuestra estrategia de marketing y de contenidos y, además, nos ayuda a dinamizar. En este caso lo más importante es fidelizarlo y, para ello, le podemos ofrecer descuentos especiales, involucrarse de alguna manera pidiendo su opinión, etc.

 

El cazador de oportunidades: también son muuuuy numerosos. Realmente el cazador de oportunidades no es seguidor de la marca, sino que es un profesional de los sorteos / concursos. Sólo podrás contar con él cuando ofrezcas alguna promoción, oferta, etc. y luego volverá a desaparecer. A priori puede parecer que no son usuarios valiosos para la marca, pero es importante detenerse a analizar si podemos hacer algo para convertirlos en clientes potenciales.

 

El crítico: en el caso de las empresas y las marcas, no debemos perder de vista que las redes sociales son un canal más para la atención al público y, desengañémonos, normalmente nadie contacta con un servicio de atención para agradecer el trato recibido o para felicitarnos. Si un usuario plantea una crítica o una queja en público a través de las redes sociales no debemos entrar en pánico, ni borrar el comentario, si no que debemos responder a lo que nos plantee, también en público, y tratar de resolver el problema en privado.

 

El troll: cuenta, no lo confundamos con el crítico, no tiene nada que ver. El objetivo del troll no es plantear una queja o resolver un problema que le ha surgido. Es desacreditar la marca – normalmente, tu y unas cuantas más. Nuestro consejo es simple: no caigas nunca en la provocación y si lo tienes que bloquear.

seowebconsultora

mentedigital agencia seo

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *