La digitalización

La digitalización y la automatización han provocado una profunda revolución que muchos expertos han descrito como un cambio de época. La aparición de nuevas tecnologías ha modificado radicalmente la manera en que las personas reciben y entienden la información. En este contexto, es cada vez más necesario crear contenido visualmente atractivo e interactivo para captar la atención de un público sobresaturado de impactos publicitarios.

Hay una práctica unanimidad a la hora de elegir el contenido más atractivo para los usuarios de las nuevas tecnologías: el vídeo. El vídeo marketing se ha convertido en una de las técnicas más importantes de los departamentos de comunicación y marketing de cualquier empresa en los últimos años.

Es la forma de explicar un producto o servicio al usuario final sin pedirle el esfuerzo cognitivo que supone pararse a leer o interpretar un texto. Los vídeos consiguen alcanzar mayor grado de retención del público y son capaces de despertar emociones. Además, nuestro cerebro está acostumbrado a recibir información visual, ya que el 90% de la información que recibe lo es. James McQuivery, analista de Forrester, tiene un frase mítica en este sentido: “Un minuto de imágenes tiene el mismo impacto que 1,8 millones de palabras”.

El vídeo marketing es una técnica utilizada por empresas, marcas, instituciones o profesionales para promocionar sus productos o servicios a través del vídeo. Unos vídeos que en el nuevo paradigma son especialmente interactivos y reciben más me gusta, comentarios y comparticiones que otros contenidos no audiovisuales.

Los datos son espectaculares. El consumo de vídeo crece de manera exponencial y se prevé que en 2018 este formato comprenda el 84% del contenido que circule en Internet. Por otra parte, 100 millones de internautas consumen vídeo diario y 9 de cada 10 ven los vídeos de las marcas que siguen. Según un estudio realizado por Facebook, la mitad de sus usuarios en el mundo ve al menos un vídeo al día. Además, casi la mitad de los usuarios de Internet de entre 25-54 años comparten videos en línea que ocupan ya el 50% de todo el tráfico móvil.

Más datos: Los buscadores dan prioridad a los sitios web que contienen vídeos. Estos dominios tienen 50 veces más posibilidades de aparecer en la primera página de Google. Hay un 41% más de probabilidades de que un usuario haga clic en un vídeo que en un texto. También hay que apuntar que los usuarios recuerdan aproximadamente el 80% del mensaje de una marca cuando es transmitido por medio audiovisuales, mientras que cuando leen, en cambio, sólo pueden retener un 10% de los contenidos. Y es que las personas disfrutan mirando y compartiendo este tipo de contenido, ya que requiere menos esfuerzo de comprensión que los textos.

Tampoco podemos olvidar que la publicación de vídeos a través de YouTube hará que mejore el posicionamiento SEO. YouTube es considerado el hermano pequeño de Google, el buscador más potente del mundo. Así pues, una empresa que cuelgue vídeos en el canal no sólo podrá posicionarse sino que, además, siempre que los vincule a su propia web, mejorará estadísticas como el tiempo de permanencia en página, páginas vistas, tasa de rebote …

Los vídeos, pues, captan rápidamente la atención de los usuarios, entretienen, transmiten experiencias y cuentan historias. Suelen hacer aflorar las emociones para establecer fuertes vínculos con la audiencia. Además, un buen número de vídeos consiguen convertirse en virales gracias a varias plataformas sociales.

Para que se convierta en viral, debe ser fresco y dinámico. Por eso es muy importante el contenido. Se aconseja que provoque diferentes emociones en el espectador de manera que la atención se consiga mantener hasta el final. Es importante la utilización de grafismo y es recomendable introducir subtítulos, para que se pueda comprender también cuando no se tenga la oportunidad de tener activado el audio.

El ritmo de vida de los usuarios es cada vez más acelerado y esto se traslada a su forma de consumir contenidos. Instagram o SNAPCHAT, en el que las imágenes duran tan solo unos segundos, son el mejor ejemplo. Así pues, cada vez es más difícil captar la atención del target, por lo que es importante recordar que los vídeos no pueden ser demasiado largos y los primeros segundos deben ser muy atractivos, ya que serán los que estimularán el interés del audiencia. Además, conviene situar el contenido que consideres más importante en el primer minuto. Por otra parte, transmitir contenido en tiempo real es una buena alternativa para conseguir más proximidad con el público. También conviene destacar que los vídeos en 360º, los grabados con el uso de drones o los de resolución en 4K pueden suponer un elemento de diferenciación.

Los mensajes, pues, deberán ser cada vez más creativos para lograr una verdadera conexión con el público. En este sentido es recomendable tener un buen storytelling, que transmite emociones, muestra el lado más humano de las empresas y genera confianza. La combinación de audio, imágenes y movimiento permite generar un fuerte nivel de conexión con la audiencia.

agencia seo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *